Estoy leyendo

Últimos comentarios
Lo más visto
Lista "1001 libros que hay que leer antes de morir"
Blanca como la nieve, roja como la sangre / Alessandro D'Avenia
La hija del tiempo / Josephine Tey
Todas las criaturas grandes y pequeñas / James Herriot
Hazte fan
Follow on Bloglovin
follow us in feedly
Instagrams

Book Cam #4 – Siglo XX

bookcam

- Kim / Rudyard Kipling (1901)

– Howards End / E.M. Forster (1910)

– Doctor Arrowsmith / Sinclair Lewis (1925)

– La hija de Robert Poste / Stella Gibbons (1932)

– El castillo soñado / Dodie Smith (1948)

– La tía Mame / Patrick Dennis (1955)

– Dune / Frank Herbert (1965)

– Sólo para mujeres / Marilyn French (1977)

– El año del Wólfram / Raúl Guerra Garrido (1984)

– Bridget Jones’s Diary / Helen Fielding (1996)

——————

* BookCam inspirado en el tag original de WordsOfAReader, con un libro de cada década del siglo XX.

9 respuestas a Book Cam #4 – Siglo XX

  • littleEmily dice:

    Éste ya lo había visto en forma de BookTag y me lo estuve pensando… Quizá, dentro de poco.

  • Beleth dice:

    Me encanta este tag :3 creo que lo usaré también para el siglo XIX. Hemos puesto las dos Dune, que con lo genial que es, no me extraña nada Wink

    • lalagonca dice:

      Oye, pues si te animas con el siglo XIX creo que te mencionaré y haré yo un Book Cam sobre el tag. Tengo que reconocer que todavía no he leído Dune… lleva años en mi estantería cogiendo polvo. Pero al decirme que es genial, creo que ha subido unos cuantos peldaños en mi lista de pendientes, jeje.

      Besitos

  • Jesús dice:

    Me ha gustado mucho esta Book Cam, un libro para cada década del siglo XX. Entre ellos, uno que he leído (“El diario de Bridget Jones”) y uno que tengo pendiente (“Dune”). ¡Saludos!

  • Zamarat dice:

    He leído dos de ellos: el de Patrick Dennis y Bridget Jones. Tengo ganas de leer “La hija de Robert Poste”.
    Me ha gustado tu entrada.
    Abrazo!

  • Hola Laura. Vi que estás leyendo El mundo de ayer, De S. Zweig. A mi me pareció un gran libro. La escritura de Zweig puede ser demasiado … “conceptuosa” (no se me ocurre un mejor adjetivo en estos momentos) para nuestros tiempos, pero EZ era, creo yo, mejor ensayista que novelista, y en este libro lo demuestra. Si ese mundo que él describe realmente existió -así como lo cuenta, y es muy posible que así fuera- debe haber sido uno de esos raros momentos en que la humanidad se tomó un descanso de sí misma, y hubo paz, concordia, tolerancia religiosa, valoración del arte, crecimiento social -allí nace y se consolida una nueva clase social: la burguesía-.
    Recuerdo -lo leí hace unos cuantos años- que me llamó mucho la atención. Después con el tiempo fue conociendo más de ese período (entre la guerra franco prusiana en 1870 a la Gran Guerra, la del 14) y todo parece indicar que fue así. Todos los grandes ideales de la Modernidad terminaron de cuajar en ese período: enorme progreso debido a la ciencia y la técnica, -con progreso social concomitante-, respeto por la diversidad religiosa, convivencia de etnias en paz -relativa pero paz al fin-, gran valoración del arte -son los tiempos de Mahler, Tchaikovky y el romanticismo tardío-, la gran revolución de los impresionistas en pintura, Freud y todo lo que vino con él, Dostoyevski, Tolstoi… La lista es larga
    Y a todo eso Zweig lo vivió de primera mano. Viena era la París del Este, y allí se podían verificar mejor algunos aspectos del fenómeno. Viena es multicultural por su situación geográfica, por su historia. Su contacto con los pueblos más orientales la ha marcado. En ella -en realidad en el Imperio Austro-húngaro- convivían en relativa paz todos los pueblos que después estallaron en pedazos en la reciente guerra de los Balcanes. Era una situación forzada, pero daba a sus ciudadanos la posibilidad de pertenecer a un gran imperio y gozar de sus oportunidades. Y Francisco José I era un absolutista moderado, que permitió reformas acordes a su tiempo. Finalmente, es un período y un lugar en la Historia donde pudieron convivir múltiples religiones: católicos, judios, cristianos ortodoxos y musulmanes.
    Zweig retrata bien esa atmósfera, y lo hace de primera mano. Hasta con entusiasmo. En realidad con su contracara, la nostalgia, porque escribe después de ver las atrocidades de la Primera Guerra Mundial, y presenciar cómo ese mundo ya no existía más. Valorando tardíamente lo que ya no es, sintiendo que esa felicidad que uno daba por natural e inmutable, no era tal.

    Alguien podría cuestionar que ese mundo casi idílico existió a aun precio alto, el de la opresión política de los nacionalismos minoritarios. Eso es verdad. Zweig no hace una apología del sistema político, sólo se limita a describirlo por dentro, es el cronista de un mundo feliz mientras duró ese infrecuente entrecruzamiento de circunstancias que lo hicieron posible.

    Laura, te agradezco que me hayas recordado este libro. Me gustó mucho leerlo. Luego cometí el error de los errores: prestarlo -y nunca más verlo-. Pero mira tú todo lo que he sacado de mi galera a propósito de mis recuerdos y de tu evocación.

    Gracias, Laura, y … mira si me animo y hago un copiar y pegar y publico esto en mi blog (estoy intentando reanimarlo, luego de un año de maltrato y abandono, pobrecito). Con la debida referencia al tuyo, donde esto nació. Gracias de nuevo Laura, por el placer de escribir, y de estar en contacto con todos los que tenemos esta pasión por los libros, por todo lo que ellos tienen para darnos. También este “milagro” de comunicarse gentes que de otro modo, nunca sería posible.

  • Matt dice:

    Libros super interesantes¡¡¡ Me llama la atención Dune y el Castillo soñado¡¡ Me gusta mucho tu blog ya te sigo por mail¡¡¡

    Espero que te puedas pasar por el mio XD

    Saludos¡¡¡

¡Déjame tu comentario!